Un dia cualquiera me llama… Llego a las seis. Comienzo a dar vueltas como perro siguiendo su cola en circulos una y otra vez sin darle cuenta que es el mismo. Viene de pasada, mis cachetitos tiernos, una estrellita achinada sin serlo. Me detengo a pensar como explicarle lo que siento. Pizza recuerdos y que […]

a través de Una China en San Carlos  — Somos felices

Anuncios