Seguramente no soy la primera persona que realiza esta afirmación, la locura tanto como amor y religión han inundado las páginas del ser humano a través de siglos y civilizaciones.

La locura envuelve en sí mismo la evolución de la humanidad, sus ideas y sus acciones. Todo lo que existe es una pizca de locura de la creación.

Han existido muchas personalidades que su fama se la deben a la locura. En el amor siempre hay algo de locura, mas en la locura siempre hay algo de razón indicaba Friedrich Nietzsche.

Así como estamos rodeados de signos, así la locura nos rodea, nos cobija y nos irrumpe. El Individuo en todas sus facetas persigue no ser ni muy cuerdo ni muy loco. Pero ante todos los preconceptos sociales; ¿Qué significa estar loco? ¿Qué es la locura?

Esta pregunta es tan complicada como la del origen de los tiempos ¿Qué Era antes de todo?

Sí la locura nos permite que exploremos en ella, sin duda nos llevará a sus orígenes. La Locura inicia con la razón, con el pensamiento, con las ideas, con la duda humana, con la creación del todo, con el caos de las cosas, con la arquitectura de la vida.

La locura morirá cuando el pensamiento se extinga de la faz universal.

La Locura definida conceptualmente es aquel trastorno o perturbación de las facultades mentales de una persona. Pero más allá del análisis clínico, la locura es temeridad, es valentía, la locura es exceso, es lo más extremo de algo, lo exagerado, lo hiperbólico, la locura también es pasión.

El ser humano depende del equilibro perfecto entre locura y razón para avanzar en las sendas de la vida.

Don Quijote perdió la noción de la realidad o evadió la realidad para vivir su propio mundo, con ansias de un mundo ideal, lleno de dulcineas y valores. Muchas veces intentamos evadir este mundo, tan castigado por nosotros mismos que cada día es una locura vivir en el.

Isaac Newton, aclara que puede calcular el movimiento de los cuerpos celestes, pero no la locura de la gente; esta locura que implica introducirse al ser, al sentimiento, a la ilusión a los miedos y alegrías.

 

Un adagio popular nos indica que de poetas, tontos y locos, todos tenemos un poco. En estos tiempos tan llenos de innovación tecnológica y globalización transcultural, la locura tiene sus bases asentadas para eternizarse, tenemos una carrera del pensamiento que avanza aceleradamente creando, innovando, inventando.

Creatividad, pensamiento y locura unidos en sí mismos con el individuo. Pensar las ideas más locas son las más difíciles, la locura es esencial para la vida, es el equilibrio de tus ideas atizadas con emociones y sentimientos.

Hay que tener una dosis razonable de locura para sobrevivir a este loco mundo!